Las cuentas del Atlético en la Champions: ¿puede clasificarse hoy para octavos?

El Atlético recibe al Lokomotiv con menos margen de error del que le gustaría, pero esta noche puede dejar bien encarrilado el pase a los octavos de la Champions. El empate en Moscú (1-1) de hace tres semanas hace imposible que hoy pueda clasificarse ya matemáticamente, pero le puede dejar muy cerca, dependiendo también de lo que ocurra, a la misma hora, en el Bayern-Salzburgo.

Si los rojiblancos ganan y los alemanes también, el Atleti tendría cinco puntos de ventaja sobre su rival de esta noche y seis sobre el Salzburgo a falta de dos jornadas. Es decir, estaría casi hecho, pero hay que recordar que los del Cholo tienen dos partidos complicados por delante: recibirá al Bayern y visitará al Salzburgo. Es decir, que si cayera en la jornada 5 con los de Flick y los austriacos ganaran en Moscú, el Salzburgo-Atlético sería toda una final. El deseo es llegar clasificado a la última jornada.

Una derrota atlética sí que sería un problema, porque el Lokomotiv le adelantaría y serían los rusos quienes dependerían de sí mismos. El Atlético estaría obligado a ganar al Bayern y al Salzburgo para llegar a 10 puntos, que probablemente le bastarían, pero no es seguro. Empatar esta noche, aunque sería un mal resultado, permitiría a los rojiblancos seguir dependiendo de sí mismos, pero con un Atlético-Bayern la próxima semana no conviene despistarse en este primer partido.

Para ser primero de grupo ya lo tiene más complicado el Atlético, pues está a 5 puntos y, tras el 4-0 de Múnich, tiene el goalaverage prácticamente imposible de recuperar. Es decir, el Atleti necesita sacar seis puntos más que el Bayern en tres jornadas. O de otra manera, que los rojiblancos ganen todo y los bávaros, además de caer en el Wanda Metropolitano, lo hagan esta noche con el Salzburgo o en la última jornada, también en casa, ante el Lokomotiv.

Choque de trenes en San Siro

La segunda ‘final’ entre Madrid e Inter en Champions (San Siro, 21:00 horas) tendrá a dos goleadores que se perdieron el primer asalto. Lukaku y Mariano serán las referencias ofensivas en Milán tras perderse la victoria blanca en el Di Stéfano (3-2), aunque sus casos son muy distintos. El madridista aparece como el héroe inesperado por las bajas de Benzema (no viaja a Milán) y Jovic, mientras que Conte se agarra al tanque belga después de que se perdiera el primer duelo por una lesión muscular.

En el caso de Mariano vuelve a sentirse importante tras su gol al Villarreal el pasado sábado. Son tres ventanas de fichajes seguidas en las que el club le empuja a salir y él se niega, convencido de que su momento iba a llegar. Es ahora o nunca. Con contrato hasta 2023, sólo piensa en triunfar de blanco, por más obstáculos que aparezcan en su camino. Desde que volvió en la 2018-19 sólo ha disputado 784 minutos, aunque los ha exprimido: seis goles, uno cada 130′. Esta temporada ya ha superado (99 minutos) los 84′ que disputó en todo el curso pasado. Está convencido de que con regularidad puede volver a los números que tuvo en su año en el Lyon, cuando hizo 21 dianas en 43 encuentros. Aquello le sirvió para regresar al Madrid. Después de rendir ante el Villarreal, Mariano es consciente de que una buena actuación en Milán le daría el billete para tener más minutos en lo que queda de campaña. Zidane pidió su salida en verano, aunque el técnico siempre ha sido justo cuando futbolistas con los que en un principio no contaba han respondido. Si el delantero sigue a ese nivel, volverá a entrar en la rotación.

Lukaku, por su parte, no necesita demostrar nada porque es el gran referente ofensivo del Inter. Los 34 goles en 52 partidos que hizo el curso pasado le avalan, aunque el belga se ha empeñado en mejorarlos y ha comenzado esta temporada a un nivel aún superior. Lleva tantos goles como partidos ha jugado (nueve), cifra que tiene todavía más merito si se tiene en cuenta que en uno de ellos sólo jugó 16 minutos (ante el Atalanta, cuando regresaba de la lesión que le impidió jugar contra el Madrid). Además, sus registros en competición europea asustan, porque al año pasado encadenó 11 partidos consecutivos marcando en Europa League. Una racha que alargó en el arranque de la Champions (doblete al Gladbach) pero que se truncó en el traspié (0-0) de los interistas contra el Shakhtar en Kiev. Los de Conte ya mostraron su potencial ofensivo en Valdebebas, con un Lautaro que fue un incordio constante para Sergio Ramos y Varane (hizo un gol). Ahora, el Inter dobla el peligro con la vuelta de Lukaku, a la vez que el Madrid pierde a su capitán…

Con la baja de Benzema confirmada, Mariano será el único delantero centro sano que tendrá Zidane. Por ello, el técnico baraja otro escenario que ya mostró en los minutos finales frente al Villarreal: utilizar a Asensio de ‘falso nueve’. De inicio, y más tras lo visto el sábado, el plan A es Mariano, con Asensio y Hazard ocupando las bandas. Pero en función de cómo transcurra el partido es probable que vuelva a utilizar la opción del balear en esa demarcación, algo que no es nuevo para él porque la ha ocupado en el pasado en el Madrid y en la Selección.